Vitaminas y minerales y el equilibrio emocional

Por:
ANA MILENA PEREZ HERRON
Nutricionista Dietista Universidad de Antioquia.
Master en estudios Biológicos y naturistas.
Especialista en Fitoterapia y homeopatía. Universidad de León, España.

 

Algo que me ha llamado la atención en los últimos días es la incidencia de personas con alguna molestia emocional, con altibajos emocionales e incluso algunos con tendencias depresivas. Es de notar que hoy en día, los alimentos modernos, industriales y procesados a los que la gran mayoría recurrimos al momento de alimentarnos, no aportan suficientes cantidades de “nutrientes protectores”  especialmente vitaminas y minerales, necesarios para la salud física y mental y que nos ayudan a lograr un equilibrio emocional.

Mi consejo como nutricionista es adquirir gran cantidad de los alimentos de nuestro régimen- principalmente vegetales y frutas-  cultivados de forma limpia, libres de agroquímicos.  Preferir los granos y cereales enteros para aprovechar así toda la oferta de nutrientes que contienen naturalmente y que se pierden en gran medida al procesarlos.

Si por alguna razón no logramos alimentarnos de manera óptima que cubra todos los requerimientos nutricionales y tenemos deficiencias, estas definitivamente deben corregirse y en muchos casos los suplementos dietéticos pueden ayudar; aunque quiero dejar en claro que ningún suplemento es la solución por si solo ya que no sustituyen una dieta balanceada rica en alimentos enteros. Sin embargo, si pudieran ayudar a cubrir los vacíos nutricionales en algunas personas especialmente aquellas con necesidades incrementadas debido al estrés, las dietas fadistas, el abuso de drogas y alcohol, el tabaquismo, estado de gravidez, la enfermedad, el trabajo nocturno y en personas que realizan viajes exigentes.

Motivada por mi inquietud, me puse en la tarea de seleccionar algunos suplementos que recomiendo para reestablecer el equilibrio emocional y este es el resultado:

Complejo B: Es un grupo de vitaminas, asi que el que cubra al menos 30 % del Requerimiento diario recomendado, está bien. Este suplemento puede consumirse diariamente, ya que no se almacena en el organismo.

Vitamina C.  200 miligramos por día.

Vitamina E.  limitar su consumo diario a 100-200 UI En forma de tocoferol. Consumir por 3 meses y retomar después de 3 meses de descanso.

Selenio. 100-200 microgramos por día. Consumir por 3 meses y retomar después de 3 meses de descanso

Vitamina A (Carotenoides mixtos). una ingesta diaria de 10.000-15.000 UI.

Antioxidantes. Una forma conveniente de obtener las cantidades recomendadas de antioxidantes es tomarlas como parte de un suplemento multivitamínico / multimineral diario.

Algunas otras medidas a considerar:

 

Aceite de pescado. La mejor manera de obtener los ácidos grasos esenciales es consumir pescado aceitoso al menos dos veces por semana (salmón, trucha), pero si no lo hace, Utilice un suplemento de aceite de pescado. Busque uno en forma líquida o cápsula (2-3 gramos al día de un producto que contenga EPA y DHA). Son preferibles los que están destilados y que certifiquen que están libres de metales pesados ​​y otros contaminantes.

Especias Antiinflamatorias. El jengibre, la pimienta negra, el ajo y la cúrcuma contienen sustancias altamente antiinflamatorias, lo ideal es integrarlas en la preparación de los alimentos como condimentos. Pero si lo desea puede conseguirlas en cápsula.

CoQ10. Elegir una cápsula con 60 a 100 miligramos/ día

Ácido Alfa-Lipóico (ALA). Si usted es propenso al síndrome metabólico, tome el ácido alfa-lipóico, 100- 400 miligramos al día.

 

*Siempre recomiendo consumir todos los suplementos con las comidas principales para evitar molestias gastrointestinales.

 

Hasta la próxima,

Escribe un comentario